Particular transporte en Panamá «El Diablo Rojo»

Particular transporte en Panamá «El Diablo Rojo»

Hace poco escuché decir a alguien: «si no monto un Diablo Rojo aquí, es como si nunca visite este país ». Este transporte público, muy peculiar de Panamá, fue aceptado por la población en muchos años, sin embargo ha estado desapareciendo poco a poco con la nueva flota de un transporte mucho más moderno, de primer mundo.

Los buses «Diablo Rojo» se caracterizan por su aspecto principal: coloridos, decorados con luces y dibujos de cualquier índole artística que los hace muy llamativos. Otras de sus características: son buses escolares viejos (provienen en su mayoría de las escuelas públicas de USA); son ruidosos; algunos con un equipo de sonido «invisible» para las autoridades de tránsito; poco eficientes y poco ecológicoos, poderosas maquinas contaminadoras del medio ambiente. Poseen una sola puerta principal que sirve como entrada y salida al mismo tiempo, para permitir el flujo de pasajeros y en algunos casos «especiales» la puerta trasera de emergencia.

Anteriormente, los panameños gozaban de este servicio tan original y característico, pero ahora ya pueden optar por un transporte más moderno y por la misma módica suma de $0.25 centavos. Las flotas nuevas de autobuses han ido remplazando poco a poco aquel viejo y peculiar transporte inadecuado para el país en vista del constante crecimiento de la población. Para algunos, «los diablos rojos» siguen siendo la manera más eficaz de transporte para el país ya que, los conductores de estos vehículos muchas veces rompen ciertas reglas de transito para cumplir con sus funciones o «cuotas establecidas»: viajan a altas velocidades, toman rutas alternas para acortar los tranques descomunales de la ciudad; y sobre todo llevan música popular a un alto volumen para distraer a los pasajeros. Sin embargo la modernización del transporte público ha estado desplazando esta vieja manera de trasladarse, a su triste final. Las nuevas flotas de transporte llamadas «Metro Bus» cuentan con asientos distintivos para discapacitados, una puerta de entrada y otra de salida, así como la comodidad de sus pasajeros de ir en aire acondicionado.

Aunque muchas veces «los diablos rojos» han sido objeto de acusaciones por accidentes vehiculares, serán recordados por muchos, como una de las características más simbólicas de la cultura y diario vivir de este país.
0  
27 Noviembre 2011 08:26:00
Creo que cuando el sistema de transporte termine de modernizarse deberían salvarse un par de diablos rojos para pasear la ciudad con rutas turísticas. Como para no perder el recuerdo de esos horribles/vistosos buses.
Vinculo 0  
0  
3 Diciembre 2011 08:10:57
en verdad si, quieren eliminarlos todos. Sinceramente yo aveces prefiero Diablo Rojo que MetroBus siempre y cuando no va tan lleno y no este lloviendo.
Parental Vinculo 0